El verano apura sus últimos días. Se avecina un septiembre repleto de dudas e incertidumbres. Os mando mucha fuerza y una buena dosis de ánimo. Y para afrontar con confianza los días que están a punto de arribar quiero compartir con vosotr@s, en exclusiva, el último poema que he escrito. Está, como se dice en el argot de los panaderos, recién sacado del horno. Lleva por título “White horses” y tiene por banda sonora la lisérgica canción “The Rip” de la banda británica, Portishead. Adjunto, además del poema, el videoclip oficial de la misma. Espero que os gusten ambos.